Panorama del aprendizaje del idioma inglés en Latinoamérica

El reporte ‘El aprendizaje del inglés en América Latina’, que cuenta con la autoría de Kathryn Cronquist y Ariel Fiszbein, y fue publicado en septiembre de 2017, permite realizar un abordaje a la actualidad de la enseñanza de un idioma, cuyo dominio es cada vez más necesario para los negocios y la comunicación internacional.

Como señala el informe, el aprendizaje del inglés se ha convertido en un importante tema estratégico en América Latina, lo que ha llevado a los países de la región a desarrollar estrategias nacionales, crear programas y realizar cuantiosas inversiones, para expandir el acceso a las oportunidades que plantea el manejo del idioma.

El informe ‘El aprendizaje del inglés en América Latina’ brinda un panorama del estado del aprendizaje del inglés en diez países de América Latina, enfocándose en evaluar las políticas en marcha e identificar las dificultades clave que afectan las oportunidades para tener programas de alta calidad.

“El Diálogo Interamericano y los autores consideran el presente informe como una contribución al tan necesario debate en la región sobre cómo mejorar la calidad del aprendizaje del idioma inglés”, destaca el prefacio del documento, donde se expresa que el su realización fue posible gracias al apoyo de Pearson

En el resumen ejecutivo del reporte se destaca que América Latina ha hecho considerables esfuerzos para mejorar y ampliar el aprendizaje del inglés por medio de políticas y programas. “Sin embargo, los resultados de exámenes indican que el dominio del inglés es muy bajo. El sistema educativo simplemente no está generando estudiantes con los niveles necesarios de dominio del inglés. Las escuelas con frecuencia son incapaces de impartir las clases de inglés necesarias, y aquellas que lo hacen suelen impartir clases de baja calidad. Las oportunidades de aprendizaje fuera del sistema educativo, aunque cada vez están más disponibles, no logran compensar las deficiencias”, advierten los autores del documento.

Por ello, el informe señala que se necesitan mejoras en las políticas y los programas para elevar los niveles de dominio del inglés. “Más aún, la implementación de calidad de tales políticas y programas es esencial para superar las barreras que se enfrentan en la región”, destacan Cronquist y Fiszbein.

 

Acceder al reporte.