Ramiro Jordán fue entrevistado por la revista IN-GENIUM sobre los aportes de la Ingeniería para la Paz al contexto mundial actual

El director de la iniciativa Los Libertadores y cofundador de ISTEC, Dr. Ramiro Jordán, señaló la importancia que tiene repensar qué es la ingeniería y cómo se debe enseñar, y comenzar a resolver y traer soluciones nuevas para encarar los desafíos mundiales.

“Esto es independiente de banderas e himnos nacionales, todos estamos en la misma olla y cocinándonos”, declaró el experto en el marco de un reportaje realizado por IN-GENIUM, la revista que publica la Academia de la Ingeniería de la Provincia de Buenos Aires (Argentina).

Compartimos algunos highlights de la entrevista:

  • Todos los ingenieros y todas las disciplinas de la Ingeniería deberíamos pensar y repensarque es lo que vamos a hacer, y comenzar a conectar con lo legal, financiero, social, antropológico, sociológico, económico, psicológico y sanitario. Es decir, comenzar a trabajar en conjunto para resolver un problema como es -por ejemplo- el cambio climático, ya que detrás de este problema entra todo.
  • El COVID nos ha hecho repensar que todos los sistemas deben ser rediseñados, me refiero a sistemas de educación, de salud, de telecomunicaciones y financieros. Comienzan a emerger los temas de pobreza, injusticia, desigualdad y exclusión.
  • El futuro es repositorios digitales de datos, que tienen que ser verificados, para poder replicarlos. Las bibliotecas digitales son importantes, pero los datos deben ser confiables para evitar las fake news.
  • Crear tecnología contrae mucha desigualdad y su impacto a nivel global es tremendo.
  • Ya no es suficiente con crear comunidades académicas, tienen que ser comunidades de acción que resuelvan problemas hoy, y hay un llamado que es el 2030: tenemos 8 años para empezar a hacer una reingeniería. A partir del 2030 es grave la situación porque ya no habrácomo revertir mucho.
  • La clave pasa por repensar nosolo la ingeniería, sino cómo traer nuevas soluciones para resolver los desafíos mundiales.
  • Un proyecto que hicimos fue sobre cómo podemos usar el celular para medir los 17 objetivos de desarrollo sustentable de Naciones Unidas, para que la gente empiece a tomar conciencia.
  • Conozcotoda América Latina, y he viajado por todo el mundo. Veo hoy de México para abajo, con la excepción de Uruguay, que hay un vacío total en América Latina, no veo una reacción buena, donde la gente quiera invertir, por ejemplo, en una de las áreas que tenemos de Ingeniería para la Paz sobre temas de emprendimiento y creación de empresas basadas en tecnologías para la paz.
  • Tengo mucha esperanza trabajando con la Universidad de La Plata para comenzar a subir e identificar universidades, una por país, con el objetivo de empujar realmente Ingeniería para la Paz.
  • En la Universidad de San Pablo, por ejemplo, como reacción a una conferencia que organizamos, crearon un centro de Ingeniería para la Paz y resolución de conflictos.
  • Estamos llegando a un punto de no retorno, la gente debe tomar conciencia.
  • No podemos resolver problemas siguiendo los textos y los libros, eso no funciona. Los ingenieros deben tomar conciencia que la receta de Argentina no va a servir en Estados Unidos, ni en Sudán, ni en Etiopía. Aprendamos de nosotros y comencemos a compartir. Por eso, el repositorio de datos es clave para poder compartir contextos que no se conocen.

“Un objetivo que tengo realmente es empezar a trabajar en lo que se llama tecnología para la paz. Estamos hablando de emprendimientos, empresas. Son enlaces industria/ universidad”, destacó el Dr. Ramiro Jordán, quien también se desempeña como decano asociado de iniciativas globales de la Escuela de Ingeniería de la University of New Mexico (UNM, USA).

Invitamos a los miembros de ISTEC que estén interesados en trabajar en este tipo de proyectos, que se comuniquen con la Oficina de Relaciones Institucionales del consorcio: oficinavirtual@istec.org